Climatización de piscinas

Climatización de piscinas cubiertas e interiores.

ECODEPORTE WELLNESS te ofrece sistemas eficientes combinados con energías renovables para obtener un mayor ahorro en la climatización de la piscina.

Las bombas de calor deshumidificadoras CALOREX controlan no sólo la Tª y humedad del ambiente y la Tª del agua de la piscina, sino también la ventilación, con la adecuada proporción de aire fresco, creando una ligera presión negativa en la sala de la piscina para evitar que la humedad migre a las habitaciones contiguas. Y el calor recuperado se aportará dinámicamente al agua o al aire ambiente.

Además, con el sistema de control iPool mantendrás todos los parámetros en la zona de confort y máximo ahorro energético. Por ejemplo, cuando al terminar un baño le digas al sistema la hora del próximo uso, iPool administrará de la forma más eficiente posible el calentamiento entre la caldera de apoyo y el sistema de energía renovable, activando las sinergias entre ellas y bajando, de forma automática, mientras tanto, los niveles de Tª y ventilación al no estar ocupada la piscina.

Climatización de piscinas exteriores.

La energía solar térmica está entre los métodos más rentables para calentar una piscina durante los meses más cálidos del año.

También podemos utilizar una bomba de calor para piscinas exteriores, que no depende del sol para calentar, sino que extrae el calor del aire ambiente y lo aporta al agua de la piscina, incluso durante la noche.

Requieren una mínima instalación y son fáciles de adaptar al sistema de filtración de la piscina. Pueden situarse tanto en el interior de la sala técnica como en el exterior. Están diseñadas para funcionar durante los períodos típicos de uso de la piscina al aire libre. Incorporan condensador de titanio de alta eficiencia y ventilador silencioso.

Te ayudará a conseguir resultados más satisfactorios, en cualquier caso, el colocar sobre la superficie del agua una cubierta térmica flotante, especialmente durante la noche, para evitar pérdidas de calor.

Cubiertas de láminas motorizadas.

La cubierta de láminas mejora la seguridad de la piscina ante caídas accidentales de niños o animales, y ahorra energía al evitar la evaporación.


La cubierta de láminas se fabrica con materiales de calidad a medida de tu piscina y mejora su estética y la frecuencia de limpieza. Las lamas están disponibles en diversos tonos de color, y su silencioso motor se acciona con facilidad a través de pulsador o mando a distancia.


Hay varias versiones adaptables a cada tipo de piscina, con enrollador elevado u oculto, e incluso algunas que se adaptan muy bien a piscinas ya construídas. Es el complemento imprescindible para una piscina climatizada de uso discontinuo y, además, rápidamente amortizable.

La humedad es el problema.

Una piscina climatizada es un maravilloso entorno para el ejercicio o el recreo. A la hora de planificarlo y diseñarlo hay muchos factores importantes que considerar.


Mantener un entorno de confort requiere calentar el agua y el aire del ambiente, y supone un gran consumo de energía. Como resultado de la continua evaporación, el agua de la piscina pierde temperatura y el aire húmedo resultante en el recinto no sólo no es confortable, sino que puede convertirse en un problema real afectando a los materiales y la estructura del edificio que alberga la piscina.


Pero podemos controlar la humedad del ambiente en torno al 55-65% extrayendo el exceso a la vez que mantenemos la temperatura del agua y del recinto en los valores de confort. ¿Cómo? Con un todo en uno: la bomba de calor deshumidificadora en sus diferentes versiones.

Y la bomba de calor es la solución.

Los sistemas basados en bomba de calor extraen la humedad del ambiente y absorben su calor latente para devolverlo después al aire impulsado más seco al recinto. En este proceso, por cada  Kw de energía eléctrica consumida aportamos 2,5 Kw para calentar el aire ambiente.


Cuando hablamos de calentar agua, el ahorro en costes operativos de la bomba de calor con respecto a una caldera convencional de combustible fósil está alrededor del 47%, siendo un 60% la disminución en emisiones de CO2.


Existen versiones para recuperar calor al agua de la piscina, otras con capacidad para refrigerar el aire en verano, con ventiladores de alta eficiencia, etc…