CONSTRUCCIÓN DE PISCINA EN SÓTANO EXISTENTE

Piscina climatizada en el sótano

Interior del sótano con la piscina climatizada de nueva ejecución, y una vista reducida del estado inicial.

Descripción de esta piscina construida en el sótano existente.

Muy laboriosa resultó la ejecución de esta piscina climatizada en un sótano existente.

Esta habitación con muros de hormigón no había tenido un uso concreto, y estaba sin adecuar, tal como había quedado cuando se construyó la vivienda unifamiliar.

Una limitación para la ejecución de la obra fue el gran espesor de la solera del sótano existente. Por eso la piscina de obra se construyó sobre ella, anclando firmemente la estructura metálica mediante adhesivo químico, y aprovechando dos muros de hormigón de los existentes.

Inicio de la colocación de la armadura metálica del vaso.
Inicio de la construcción del vaso de hormigón con la colocación de la armadura, aprovechando dos paredes existentes.

El local dispone de dos pequeñas ventanas a la calle, pegadas al techo del semisótano.

Y como la casa estaba ocupada durante la construcción de la piscina climatizada, se trató de introducir todos los materiales necesarios a través de esas ventanas.

Así evitamos, en lo posible, molestias o desperfectos en el hall y la escalera de acceso de la vivienda.

Del forjado del techo, de vigueta prefabricada y bovedilla aislante de porexpán (poliestireno expandido), se descolgaban tuberías de saneamiento de los baños y la cocina del piso superior.

Ello condicionó la altura libre final así como la colocación de los conductos de aire.

Techo del sótano mostrando la red de saneamiento que discurre bajo él.
Tuberías de saneamiento de PVC por el techo del sótano.

La climatización del ambiente y del agua se resolvió con una bomba de calor deshumidificadora de una capacidad adecuada a las medidas de la piscina y del local.

.
Detalle del embalaje de madera con el que la fábrica protege la bomba de calor para su transporte.

Se realizó un aislamiento térmico adicional en las paredes del vaso y los conductos de climatización.

Durante la ejecucicón: Perfecto aislamiento térmico en el conducto de retorno. También se aprecia el manguito antivibratorio (color gris claro) para evitar la transmisión de ruidos y vibraciones.

Dentro del vaso, al lado de la escalera romana de acceso con peldaños antideslizantes, se construyó un banco de masaje con jets de aire y agua.

Está equipada con un sistema automático de limpieza de fondo que también se encarga de mantener limpios el banco de masaje y cada uno de los peldaños de la escalera de obra.

Para evitar la evaporación del agua durante las horas en las que no se utilice la piscina, se colocó un cobertor de espuma a medida con un enrollador situado en el muro.

Esta piscina de lujo también dispone de una potente cascada cervical a gran altura, empotrada en la pared del sótano, con su pulsador neumático independiente.

Piscina con la cascada en funcionamiento.
Cascada para hidromasaje cervical con una gran caída de agua. Al fondo se aprecia la cubierta térmica de espuma azul en su enrollador y las toberas de impulsión de aire climatizado.

Para el manejo integral de esta piscina en el sótano existente se confió, una vez más, en el control inteligente iPOOL® con un cuadro eléctrico a medida.

A través de la pantalla táctil y de sus diferentes menús, tenemos acceso a la visualización y modificación de todos los parámetros de funcionamiento.

Entre ellos se incluye el control de la iluminación subacuática por led RGB con cambio de color y el accionamiento en modo automático o manual de las pequeñas ventanas motorizadas para ventilación.

Exterior e interior del cuadro eléctrico general.
Cuadro general para el control de la piscina iPOOL®, realizado con componentes eléctricos de calidad de Schneider Electric.

En fin, a pesar de todas las dificultades mencionadas, se obtuvo un resultado espectacular, con la discreción que garantiza la construcción de la piscina climatizada en el sótano.

Para obtener más información útil: