CUBIERTAS PARA PISCINAS BAJAS

Cubiertas de baja altura para piscinas con menor impacto visual

Contenido (+) Contenido (-)

  1. Características generales
  2. Ventajas
  3. FIJAS
  4. TELESCÓPICAS

¿Cómo son las cubiertas BAJAS para piscina?

Las cubiertas acristaladas bajas son las que no permiten estar de pie en su interior debido a su altura reducida pero que, sin embargo, dejan espacio para nadar y estar en el agua con aquélla cerrada.

Se plantean como una opción para crear cubiertas más baratas, reducir el impacto visual y mantener los beneficios de estos cerramientos. Son muy funcionales y de fácil manejo.

Las cubiertas bajas para piscinas requieren mucho menos espacio a su alrededor para la instalación siendo, por tanto, ideales para localizaciones más pequeñas o cuando queremos un cerramiento más discreto, que no se vea desde el exterior de la finca.

Gran apertura en el techo y anclajes graduables en altura.

Su impacto visual es mucho menor en comparación a las cubiertas altas de piscina y, además de ampliar la temporada de baño nos da, igualmente, el plus de seguridad para niños y mascotas.

Si pretendemos solamente proteger el agua de la suciedad sin romper la armonía entre la vivienda y el entorno, la opción que recomendamos por precio es cerrar la piscina con una cubierta baja como éstas.

El desconocimiento respecto a los diferentes modelos y precios de las cubiertas de piscina hace que mucha gente piense que son inalcanzables, pero existen modelos económicos que puedes encontrar en nuestra

Disfruta de la piscina protegido del viento y de la lluvia. Gran altura de cumbrera para nadar sin agobios.

Ventajas de las cubiertas BAJAS para piscinas

Más tiempo para disfrutar

Alargar la temporada de baño es uno de los principales objetivos a la hora de instalar un cerramiento para piscinas.

Disfruta de tu piscina durante todo el año. Y amplía el tiempo de tu ocio y relajación.

Disfrutar en cualquier momento del año de la piscina es garantizar calidad de vida y salud.

Aumento de la temperatura del agua

Toda piscina es susceptible de ser cubierta para mejorar sus condiciones y habitabilidad. Las cubiertas aumentan la temperatura del agua y del ambiente de manera considerable, independientemente de las características de la piscina.

Y un punto a destacar de las cubiertas bajas es su comportamiento térmico, ya que al ser estructuras más bajas la incidencia en la temperatura del agua es mayor.

De forma general y, para practicar la natación, estamos confortablemente a una temperatura de 22-24ºC. Para el relax lo consideramos confortable a 24-28ºC.

Con aporte de calor solar y un cerramiento de piscina podemos alargar la temporada de baño, permitiéndonos también el nado nocturno.

Disfruta un placentero baño caliente ya que tu cerramiento mantiene la temperatura y calienta el agua. De este modo podrás disfrutar de tu piscina sin depender de las condiciones meteorológicas exteriores.

Seguridad

Una cubierta baja de piscina es protección para toda tu familia. Estas cubiertas, impiden el acceso a la piscina, cuando no lo deseamos, de los niños, de nuestras mascotas, y de personas ajenas o intrusos.

La seguridad que aportan las cubiertas bajas para piscina te dará esa tranquilidad que te falta cuando los más pequeños de la casa juegan en los alrededores. Una cubierta baja aumentará  la seguridad, evitando accidentes y protegiendo a los niños.

Máxima transparencia del metacrilato compacto

Para ello, las cubiertas de techo bajo pueden disponer de sistemas de seguridad que eviten estos accidentes de niños, ancianos o personas dependientes.

Cuando existe una discapacidad, la cubierta se diseñará para evitar barreras arquitectónicas que impidan el acceso al interior de las personas con movilidad reducida.

Y no nos olvidamos de tus mascotas, también las cubiertas son imprescindibles para su protección y seguridad.

La Norma francesa NFP 90 309, es la única norma de obligado cumplimiento en Europa con respecto a las cubiertas de piscina frente a la seguridad de los niños.

Calidad y ecología

Se hace necesario el cumplimiento de todas las normas de calidad.  Se será exigente tanto en las normas de calidad relativas a edificación, así como a tratamiento de materiales, manipulación o reciclaje, siendo siempre respetuosos con el medio ambiente.

Se realizará un control interno con revisiones en todas las fases de planificación de la ejecución, de la fabricación, del transporte y del montaje. Todo el personal debe haber realizado cursos técnicos de formación y conocer los sistemas de calidad y seguridad en el trabajo.

Su fabricación respeta el medio ambiente, ya que la mayor parte de las cubiertas bajas están fabricadas con elementos reciclables, sobre todo el aluminio de la carpintería y la estructura.

Ahorro y limpieza

El ahorro energético, es importante. La instalación de una cubierta para la piscina supone un ahorro considerable de recursos, y también ahorro en agua. Se contribuye con el medio ambiente impidiendo la evaporación del agua y alargando el tiempo de su renovación.

Modelo de cubierta baja telescópica con fachada frontal abatible y puerta corredera sobre el techo del primer módulo móvil.

Con la instalación de las cubiertas y manteniendo cerrada la piscina, reducirás la perdida de calor y por lo tanto el coste de la climatización.

Ahorro en tiempo y dinero en la limpieza de la piscina. Los restos orgánicos como hojas, ramas, césped, insectos, como los inorgánicos, polvo o tierra quedarán fuera de nuestra zona de disfrute y por ello el tiempo dedicado a la limpieza de la piscina y solárium, y la inversión dedicada a ello disminuirán.

Para el cuidado del agua y la eliminación de estos agentes externos, hay que utilizar productos de tratamiento, productos químicos. Con la instalación de una cubierta reduciremos significativamente su cuantía, mejorando además la calidad del agua y disminuyendo los costes en productos químicos.

También se reducen los gastos eléctricos de manera notable. Y además, la vida útil de los filtros y de los robots manuales o automáticos de limpieza aumentará, ya que disminuye su uso.

También tenemos que tener en cuenta el incremento del valor de nuestra vivienda si disponemos de una piscina cubierta.

Diseño e Innovación

Tu cerramiento puede ser el rincón favorito de tu casa y por ello los diseños deben realizarse de manera personalizada evitando generar un impacto visual negativo, con idea de crear espacios únicos, confortables, distinguidos y estilosos que satisfagan tus necesidades.

Los materiales de la estructura son variados: duraluminio (6063 y 6005) lacado al horno, aluminio lacado o anodizado, acero inoxidable o plásticos técnicos.

El acristalamiento puede realizarse en cristal, metacrilato, policarbonato celular o policarbonato compacto, que deben llevar protección contra los rayos UV a dos caras, evitando el deterioro prematuro y el oscurecimiento del cerramiento, ya sea por la irradiación directa del sol o indirecta por la reflexión de los rayos solares en el agua de la piscina.

Si el acristalamiento se realiza en vidrio se usan habitualmente vidrios laminados de seguridad o con cámara, de diferentes espesores, dependiendo de cada estructura.

Los herrajes metálicos y la tornillería deben confeccionarse en acero inoxidable. Los accesorios en materiales plásticos deben estar protegidos contra los rayos UV y estar libres de absorción de agua. Para la estanqueidad se utilizan juntas de goma que cumplan las normativas de su uso para garantizar esa estanqueidad, y siliconas neutras libres de disolventes.

Modelos de cubiertas BAJAS FIJAS para piscina

Realmente en el mercado no existen modelos de cubiertas bajas rectas que sean fijas. Todas permiten su desplazamiento, con raíles o sin ellos, y distintos sistemas de apertura parcial.

Las cubiertas bajas de piscinas son perfectas para proteger las piscinas de los agentes contaminantes externos, ideales para mantenerlas limpias durante todo el año, y además elevan la temperatura del ambiente y del agua. 

¿Cómo se abre una cubierta baja?

Cuando se trata de aprovechar estas cubiertas sin tener que abrirlas tenemos varias opciones.

Fachada frontal abatible hacia el techo para permitir el movimiento telescópico. También está motorizada.
Puerta corredera que abarca el techo y el faldón.
La misma apertura, pero con puerta abatible.

Modelos de cubiertas BAJAS TELESCÓPICAS para piscinas

Versátiles y manejables, estas cubiertas telescópicas son perfectas, ya que pueden liberar el espacio perimetral de la piscina, permitiendo desplazar el conjunto del acristalamiento fuera totalmente de la zona de natación.

Deben ser fácilmente desmontables para poder almacenarlas.

En determinados modelos, son corredizas a derecha e izquierda, lo que se denominan sistemas de doble apertura, para poder facilitar el acceso por ambos lados de la piscina.  

Los frontales, en muchos modelos de cubiertas bajas, pueden desmontarse y en algunas se incorporan ventanas de celosía para mejorar la ventilación.

El techo puede ser curvo o recto dependiendo de modelos y fabricantes. 

Detalle de la fachada frontal abatible hacia arriba.
Cubierta mini de sección trapezoidal sin carriles.

Los sistemas de guiado de las cubiertas telescópicas corredizas deben poder propiciar un deslizamiento sencillo, fluido y fácil de los módulos, para que una sola persona pueda manejarlo cómodamente ya sea  para el uso ocasional como para el uso habitual.

Lo ideal es que no existan tornillos aparentes ni raíles en el suelo para lo cual existen sistemas que impiden que los módulos se salgan de su línea de dirección, facilitando la apertura y cierre de la cubierta de piscina.

La estanqueidad es un punto fundamental en todas las cubiertas de piscinas móviles deslizantes.

Por eso los sistemas de cerramientos y juntas utilizados deben ser de la máxima calidad y aislar totalmente la estructura, evitando pérdidas de calor y también impidiendo que entre suciedad o agua de la lluvia.

Modelo ultrabajo. Se aprecian las gomas de estanqueidad bajo el perfil inferior.

Existe la posibilidad de motorizar la cubierta baja de piscina abriéndola con una llave o un mando a distancia.
Los módulos irán desplazándose hasta apilarse todos automáticamente al final de la piscina, dejándola totalmente descubierta.

Cubierta a medida. Deslizamiento de los módulos con ruedas sobre la piedra de coronación.

En resumen, las cubiertas bajas rectas participan de las ventajas generales de las cubiertas para piscinas en cuanto a la prolongación de la temporada de baño, pero disminuyendo su impacto visual y a un precio más barato

Otras cubiertas para piscinas acristaladas que te pueden interesar:

Contenido:

  1. Características generales
  2. Ventajas
  3. FIJAS
  4. TELESCÓPICAS

Compartir con mis amigos:

Recibe ya de fábrica
las mejores ofertas de cubiertas:

He leído y acepto la Política de Privacidad